Branding: haciendo crecer la marca con el video marketing

El Video Marketing es el mejor aliado de las estrategias actuales de Branding

El branding se ha convertido en uno de los conceptos más importantes en las estrategias de comunicación corporativa. En el terreno de juego que han configurado las redes sociales las marcas tienen que competir de forma cada vez más dura y constante para permanecer en la mente del cliente o prospecto. La atención del usuario de Internet es muy limitada, y la predisposición a recibir comunicaciones comerciales es muy baja, en muchas ocasiones incluso puede producir resultados contraproducentes a la reputación de una empresa. La capacidad que la publicidad digital tiene para producir mensajes intrusivos ha generado un gran rechazo entre los nativos digitales. Una marcha ya no puede invadir el espacio de su target a riesgo de tener que hacer frente a graves crisis de reputación.

Los hábitos de los usuarios de redes sociales evolucionan a velocidad de vértigo. Pero hay soportes comunicativos que siguen manteniendo una mayor popularidad: los formatos audiovisuales tienen una aceptación muy superior a otros que requieren una mayor capacidad de atención por parte del público objetivo. El vídeo continúa siendo el rey en cuanto a volumen de consumo. Este factor no ha sido dejado escapar por marcas de todo tamaño, que llevan mucho tiempo recurriendo al video marketing como una de las estrategias más efectivas para entrar a formar parte del imaginario de su target.

También el video marketing tiene que evolucionar deprisa y adaptarse a los cambios constantes que ofrecen las principales redes sociales: cada vez es más complicado hacer llegar el mensaje de forma orgánica al usuario, con lo que se “impacta” de forma efectiva para mantenerse en el top of mind  o se entra en el “círculo vicioso” de tener que realizar importantes esfuerzos presupuestarios en campañas publicitarias.

El branding no es solo cosa de gigantes

Sea cual sea el tamaño de un negocio tiene branding. Al fin y al cabo el branding es la noción que se crea entre el público sobre los valores, historia, fortalezas y debilidades de una marca. Y todo negocio es una marca por el hecho de tener clientes consumados y potenciales independientemente de su número.

En el escenario lo más difícil no es “crear marca”, lo realmente complicado es mantener la coherencia de esa marca sin cometer errores que puedan lanzar a la basura todo el buen hacer de un negocio, tanto desde la perspectiva comercial y operativa como desde la perspectiva comunicativa. Un gran servicio o producto mal comunicado corre el riesgo de caer en el ostracismo si no mantenemos la marca en el imaginario del público. Aquí es donde el video marketing juega hoy en día uno de los partidos más importantes como uno de los productos comunicativos de mayor aceptación.

Hay muchas maneras de enfocar una estrategia de video marketing. Mucho han cambiado las cosas en diez años, donde el video era solo una herramienta para comunicar los bien que podíamos hacer las cosas en nuestra empresa. Además, el alcance masivo de nuestro contenido audiovisual era un privilegio reservado a grandes corporaciones. Hoy es más accesible hacer video marketing, pero no más sencillo.

Peso a todo vale la pena apostar por el video marketing como herramienta de branding. Tantas marcas no pueden estar equivocadas. Pero insistimos en la dificultad de enfocar correctamente la estrategia, principalmente por la limitación de recursos que puede suponer a priori embarcarse en ello. Vamos a analizar cuatro estrategias para conseguirlo: ninguna de ellas es pura, trabajar el branding requiere de la hibridación de técnicas y modulación de los mensajes, pro son ejemplos valiosos para empezar a asimilar enseñanzas que otros ya han aplicado para reforzar su marca.

 

  1. Estrategia de branding puro

 

Si sabes que la masa crítica que te arropa es fiel tu marca puede venderse sola. Obviamente esto es mucho más fácil para marcas muy grandes y consolidadas, pero si eres muy bueno en lo tuyo puede valer la pena.

 

  1. Estrategia de Autoridad

 

Puede parecer similar a la anterior pero no lo es: en este caso se trata de que ilustres los beneficios de tus productos y servicios enseñando a tu público todo lo que puede hacer con ellos y cómo puede hacerlo. Transmitir conocimiento es una de las mejores maneras de reforzar el branding.

 

  1. Estrategia emocional

 

Una de las más socorridas desde que la humanidad necesito comunicar. Interpelar a los sentimientos de tu audiencia puede convertirse en la mejor forma de incrementarla noción de tu marca. No se nos escapa que es muy apetecible compartir con todo el mundo aquello que nos ha emocionado

 

  1. Estrategia de storytelling

 

Sin duda la estrategia más moderna y una de las preferidas por los profesionales del marketing. La diferencia con la anterior es muy sutil: se trata también de recurrir a historias que apunten al sentimiento del público, pero construidas desde un punto de vista que articulen una estructura coherente del proceso de transmisión de la filosofía de la marca. Sin duda es la estrategia más efectiva, pero la más compleja de articular.

 

En CFMedia ya ayudamos a pequeñas empresas a construir su marca a través de la creatividad y la difusión publicitaria. También podemos hablar sobre las necesidades que tu empresa necesita para reforzar su branding ¿Hablamos?

Suscribete a CFMedia TECHNO

Lo último en CFMediaTECHNO:

CFMedia
Share
This

Post a comment