Facebook Ads: Cómo llegar a más por menos

Facebook Ads en una alternativa publicitaria al alcance de muchas empresas

Facebook es la plataforma social más multitudinaria del planeta. Con mucha diferencia respecto al resto de competidores. Más de 1500 millones de almas tienen su perfil personal  en la red social genuina. En menos de doce años. Facebook es un fenómeno sin precedentes en la compleja historia de la comunicación humana.

Semejante audiencia convierte a Facebook Ads (la publicidad de pago del gigante azul) en una suculenta oportunidad de dar conocer una marca y sus productos a un extenso mercado perfectamente segmentado por criterios demográficos, sociales, aficiones, grados de interconexión… Los anuncios en Facebook se han convertido en una herramienta imprescindible en cualquier estrategia de marketing digital que se precie.

Los buenos tiempos

Lejos quedan los años de máxima eclosión de Facebook a nivel global. A finales de la pasada década Facebook era una mina de oro para las empresas que entendieron su potencial comunicativo y cómo utilizar correctamente los códigos para llegar a los usuarios. La ausencia de masificación actual provocaba que muchos mensajes convenientemente planificados llegaran de forma orgánica y gratuita a inmensas cantidades de potenciales clientes. Una planificación impecable ahorro a muchas grades empresas cantidades inmensas de dinero en mensajes publicitarios. Las marcas encontraron el mejor canal posible para interactuar con sus seguidores con inversiones irrisorias. Muchas marcas se convirtieron en “amigos” de los usuarios de la red social.

Facebook llegó en 2010 a un punto crítico en el cual se vio abocado a modificar su modelo de negocio. Su infraestructura tenía que crecer exponencialmente para poder no morir de éxito. La clásica columna derecha en la que desde unos años de antes podían encontrarse mensajes publicitarios no aportaba los ingresos suficientes a la compañía, que veía como no podía acercarse ni de lejos a los beneficios que Google obtenía gracias  a la publicidad.

Facebook empezó a entonces a definir su filosofía actual: la de una plataforma de conexión con amigos en la que primaba la visibilidad de los contactos con los que realmente se interactuaba de forma fluida y regular. Facebook vetaba entonces los mensajes de las marcas, que quedaban relegados a la invisibilidad en los muros de los usuarios. Tras esta maniobra, muy criticada por el sector de la publicidad y del marketing se escondía una intención muy clara: quien quisiera utilizar la red social para llegar al público tendría que pasar previamente por caja. Así nació la actual apariencia de Facebook Ads.

 

El dominio de Big Data

Nadie como Facebook conoce los hábitos de los usuarios de Internet. Conviene recordar que cualquier usuario de esta red social ofrece gran información sobre su privacidad, gustos, aficiones, relaciones y patrones de consumo. Esta cantidad de información es un tesoro para los inversores publicitario que cada vez tienen más complicados ofrecer productos y servicios a un público más crítico, con más medios para poder estudiar y comparar intereses. Cuando Facebook ha sido consciente del poder que le otorgaba esta información ha sido capaz de diseñar una de las plataformas publicitarias más eficientes de la actualidad.

Gracias a toda esta información Facebook permite al anunciante definir muy claramente los objetivos de su campaña: conversiones, vistas a la web, interacción con las publicaciones, obtención de “Me gusta” para su fanpage, instalación e interacción con aplicaciones móviles, incluso desde el propio editor de Facebook se pueden diseñar campañas específicas para Instagram.

Con total control de la inversión Facebook permite una segmentación de la audiencia de los anuncios que ninguna otra plataforma ha podido igualar: programación personalizada, segmentación geográfica y demográfica, por aficiones y hábitos de uso de la red, por dispositivos… Infinitas posibilidades para maximizar los objetivos, con unas estimaciones de resultados muy próximas a la realidad.

 

Más barato que Google

Anunciarse en Facebook es mucho más barato que hacerlos en la mayor plataforma de Internet: Google Adwords. Esta puede no estar al alcance de puchas empresas con magros recursos de marketing. Facebook puede convertirse en un gran aliado de estas. Además su flexibilidad permite aprovechar mejor los recursos, ya que además de poder diseñar todo tipo de anuncios multimedia es posible poder publicitar en pocos segundos una publicación del muro, lo que permite aprovechar la inercia positiva que puedan tener mensajes acertados que estén funcionando de forma orgánica.

Pero no todo son ventajas con Facebook Ads: no hay que olvidar que se trata de una red social y que los mensajes publicitarios no son bien recibidos en este terreno. Facebook no es un lugar donde vender: es un gran trampolín para establecer un primer contacto con público potencial susceptible de convertirse en cliente. Facebook Ads nunca puede ser el fin de una campaña comercial, pero sin duda es el mejor comienzo en estrategias de marketing digital globales en las que la conversión debe ser un proceso en que se lleva al usuario hasta la conversión y posterior fidelización.

Si tu empresa necesita empezar eses camino para contactar con los clientes allí donde pasan largas horas en CFMedia podemos ayudarte. Facebook Ads puede llegar ser el mejor aliado de tu negocio.

Lo último en CFMediaTECHNO:

CFMedia
Share
This

Post a comment