Ecommerce: consejos para empezar a vender (4ª parte)

La plataforma sobre la que desarrollemos nuestra web de ecommerce es una de las decisiones más complejas

Para terminar nuestra serie dedicada a los consejos básicos para dar los primeros pasos en el mundo del ecommerce vamos a darte una sola clave, pero que puede ser vital para la viabilidad de tu proyecto: nuestra web de comercio electrónico. Si te has perdido los imprescindibles consejos anteriores puedes descubrirlos en los siguientes enlaces:

Como vimos en la última entrega no es necesario tener tu propia página para disponer de una tienda online, especialmente en determinados sectores con productos o servicios con largos ciclos de compra o modelos de negocio B2C. Pero para la mayoría de opciones se hace necesario disponer de tu propia plataforma para realizar las ventas, independientemente de que tu modelo de negocio sea exclusivamente online o se trate de un modelo mixto.

Consejo #10: Cómo diseñar mi web de comercio electrónico

Elegir el formato de tu web de ecommerce es una de las decisiones más críticas. En función de la naturaleza de tu producto y de su escala tu decisión puede estar muy condicionada. Otro factor a tener muy en cuenta es que si tienes unas necesidades que superan a las básicas y necesitas prestaciones medio-altas de comercio electrónico es muy posible que una de las partidas más grandes de tu presupuesto sea asignada al desarrollo de tu tienda. Lo más recomendable es que recurras a expertos contrastados de los que dispongas de buenas referencias para que, en función de tus recursos, te aconseje sobre la mejor opción para tener tu propia web de venta online, ya que las opciones son muy amplias, distintas y de costes muy dispares.

  • Plataformas Saas (Software as a Service) específicas para ecommerce

Se trata de servicios específicos que ofrecen soluciones especializadas preconfiguradas para el diseño de tu propia tienda online. La gran ventaja es que apenas se requiere destreza en el diseño web para tener tu propio ecommerce de forma sencilla y efectiva. Suelen incluir el hosting para tu sitio, y disponen de una serie de herramientas muy rudimentarias de maquetación y optimización de los parámetros técnicos y de posicionamiento para la página.

Muchas de los grandes proveedores de alojamiento ofrecen estas soluciones a muy bajo coste. Las limitaciones son bastantes, las opciones de personalización estética y funcionas son escasas, pero esta puede ser una opción muy válida para negocios de pequeña escala y que cuenten con un presupuesto escaso. Conviene indicar que este tipo de plataformas, pese a las mencionadas limitaciones evolucionan a muy buen ritmo, ofreciendo cada vez mejores opciones a nivel funcional.

Algo más caras pueden resultar opciones Saas enfocadas exclusivamente al comercio electrónico. Ofrecen opciones de pago con diversas pretaciones y precios, pero también muchas más opciones y ventajas para personalizar y optimizar nuestra tienda online. Algunas de ellas comercializan también soluciones de marketing y posicionamiento integradas, convirtiéndose en la mejor opción para presupuestos magros.

  • Desarrollo nativo

Esta puede ser la opción más cara de todas, pero también es la que permite una mayor flexibilidad en función de las prestaciones, la estética y la usabilidad que requiera tu proyecto.

Un desarrollo nativo de una tienda online es uno de los proyectos más complejos a los que se puede enfrentar un equipo de desarrollo y diseño web. Aunque se parta de unas configuraciones comunes un diseño específico requiere una perfecta sintonía entre las necesidades y deseos del cliente, los diseñadores y los programadores.

En este tipo de soluciones a priori se puede concebir cualquier tipo de idea específica que el empresario online esboce en su cabeza. Llevarlas a la práctica será solo una cuestión relacionada con la pericia del equipo de desarrollo y el presupuesto del proyecto.

Cualquier fase del proyecto es vital, pero especialmente crítica es la fase de programación, mucho más compleja que en páginas web que no tengan habilitada la opción de ser funcionales para la venta electrónica. Ante la complejidad de funcionamiento de este tipo de páginas web normalmente se emplean en su desarrollo lenguajes de programación de servidor, siendo PHP el más empleado gracias a su flexibilidad y a las grandes posibilidades que ofrece en combinación con lenguajes dinámicos con Javascript a la hora de obtener una buena experiencia de usuario con el mejor aprovechamiento de recursos.

  • WordPress

El CMS (Content Management System) más famoso del mundo es una de las opciones cada vez más empleadas en páginas de ecommerce. WordPress es una solución que permite diseñar página web de buenas prestaciones con limitados conocimientos de diseño y programación con costes moderados. Casi el 30% de las webs en la actualidad están elaboradas con este CMS.

Básicamente WordPress es un sistema de archivos que permite armar páginas webs por sectores. En base a una plantilla que proporciona el esqueleto para el montaje de toda la página. Cada platilla ofrece una serie de funcionalidades de personalización que ofrecen un escaso margen de flexibilidad salvo que dispongamos de conocimientos de programación, pero que de por sí ofrecen posibilidades de diseño y usabilidad muy atractiva. La elección de la plantilla es vital: en función de nuestras necesidades tendremos que elegir concienzudamente la que mejor se adapta a nuestra idea.

El resto de características y funciones del sitio vendrá condicionado por las prestaciones que el sistema nos ofreces a partir de los plugins: extensiones que ofrecen casi infinitas opciones para el funcionamiento y estética de nuestra web.

Es precisamente a través de plugins la vía para poder levantar una tienda online con WordPress. De largo el más popular de estos plugins para el comercio electrónico es Woocomerce. Con un funcionamiento sencillo e intuitivo, con buena integración con la gran mayoría de pasarelas de pago, con una buena operatividad en la creación y asignación de atributos para productos y categorías, Woocommerce es sin duda la opción más adecuada para proyectos de tamaño pequeño y mediano que no quieran renunciar a tener un abanico apreciable de capacidad de decisión sobre el diseño y la usabilidad de un sitio de comercio electrónico. Y todo ello con costes muy razonables, moderada dificultad de uso y requerimientos de mantenimiento bastante accesibles.

  • Prestashop

Un CMS similar a WordPress en su filosofía de programación, basado en código abierto mediante lenguaje PHP y bases de datos en SQL.

Prestashop es el sistema de contenidos de mayor popularidad a nivel global. Su manejo es relativamente sencillo para alguien medianamente familiarizado con los conceptos relacionados con el retail, las posibilidades de personalización y funcionamiento diario no requieren de excesivos conocimientos informáticos, pero su instalación, configuración y mantenimiento sí que hace imprescindible cierto nivel de conocimientos de programación y diseño, ya que una mala configuración del sistema puede echar por la borda muchas horas de trabajo posterior.

La filosofía de diseño es similar a la de WordPress: en base a una plantilla se desarrollan todos los apartados y utilidades que necesita un comercio electrónico para funcionar, tanto en el frontend (la parte visible para el usuario) como en el backend (la parte de administración que sirve como sala de mandos de toda la tienda). Prestashop además optimiza muy bien los recursos del servidor en el que corre, proporcionando página muy ligeras y con un magnífico tiempo de respuesta.

Todas las funcionalidades propias del ecommerce se realizan a través de módulos. Prestashop ofrece una ingente cantidad de módulos para todo tipo de usos de forma gratuita. También existen de pago, todos ellos con funciones muy avanzadas propias de tiendas online que requieran necesidades muy complejas.

El punto fuerte de Prestashop es que con un manejo muy intuitivo permite integrar de forma muy óptima las funcionalidades más delicadas y complejas de un ecommerce: integración con ERP, módulos de integración directa con plataformas electrónicas de empresas de logística, múltiples pasarelas de pago, herramientas integradas para la facturación… Todo lo que se necesita para vender en una soloa herramienta.

Como punto más débil cabe señalar la escasa flexibilidad que ofrecen sus plantillas en el ámbito del diseño, usabilidad y estética del sitio salvo que se posean buenos conocimientos. Prestashop es también más complejo de optimizar para SEO respecto a otras plataformas

  • Magento

La segunda opción en número de tiendas instaladas, a bastante distancia de Prestashop, pero también muy extendida sobre todo en ecommerces con mucho contenido y referencias.

Magento es un sistema similar a Prestashop en cuanto a estructura, aunque con una filosofía de funcionamiento muy distinta. Basado en una arquitectura mucho más compleja que le dota de una robustez y seguridad muy notable.

Pero esta arquitectura hace que su instalación, configuración y diseño requiera unos conocimientos mucho mayores que otras plataformas similares. Esto incrementa los costes notablemente comparado con Prestashop, por eso Magento se puede considerar útil para proyectos de una envergadura considerable.

A cambio Magento ofrece unas mayores posibilidades de personalización, y unido a las ventajas ya citadas de Prestashop ofrece al usuario una experiencia de navegación y comprar mucho más amigable y configurable. La flexibilidad en la creación de atributos de productos hace de Magento la mejor plataforma para ecommerces con una gran información y contenido sobre sus productos, creando experiencias de compra realmente magníficas.

Magento, pese a la mayor complejidad de su backoffice y su mayor curva de aprendizaje permite una gestión y control mucho mayor sobre aspectos vitales para las tiendas online con grandes volúmenes de tráfico.

Como desventajas de Magento, además de su mayor complejidad, cabe destacar la alta necesidad de recursos en servidor, que tiene que estar adaptado para sitio muy pesados y preparados para una alta transferencia de datos. Además, la ampliación de funcionalidades a través de extensiones resulta mucho más cara que la implantación de módulos de Prestashop.

 

Suerte y ánimo

Hasta aquí nuestra serie con los consejos más importantes para embarcarse en la aventura del ecommerce. No te marches muy lejos, porque en las próximas semanas abordaremos de forma más amplia conceptos que hemos visto durante estas entregas y otros relacionados con el apasionante mundo del comercio electrónico.

Suscribete a CFMedia TECHNO

Lo último en CFMediaTECHNO:

CFMedia
Share
This

Post a comment