Ecommerce: consejos para empezar a vender (1ª parte)

El Ecommerce en España crece. Y mucho. Los números de la reciente campaña de Black Friday y Cyber Monday han resultado espectaculares pese a las grandes controversias despertadas por estas campañas de reciente implantación destinadas a prolongar el plazo del periodo navideño. Todavía destaca más la repercusión mediática de este nuevo periodo comercial. Estos términos importados de EEUU han pasado a ser de pleno dominio público en España gracias a los medios de comunicación. A rebufo de ellos, multitud de sectores se han sumado a una espiral comercial y de marketing sin precedentes. Black Friday y Cyber Monday no son solo gigantescas operaciones para vender regalos: desde operadores de telefonía a suministradores de servicio se han subido al carro.

Y la campaña navideña propiamente dicha ya está en marcha. Las previsiones en nuestro país son muy halagüeñas para el comercio electrónico: a buen seguro el incremento de ventas online va a experimentar un crecimiento sin precedentes. Aunque ha costado algo más que en países de nuestro entorno España ya es un lugar rentable para el ecommerce. Los usuarios (muchos) ya hemos conseguido interiorizar que es cómodo, que puede resultarnos más barato, que los plazos de entrega son muy razonables y sobre todo sabemos que es seguro: el nivel de seguridad en las transacciones electrónicas cumple ya con los estándares necesarios para superar la barrera psicológica del miedo a ser estafado.[/vc_column_text][vc_column_text]Embarcarse en el comercio electrónico

El ecommerce ya no es el futuro. Es el presente. Si tienes en mente un proyecto de venta online dispones de opciones muy variadas para llevarlo adelante: desde los marketplaces hasta soluciones de código abierto para montar tu propia tienda sin necesidad de programar una solo línea de código y a costes muy razonables. Así que si tienes una idea en mente dedica las próximas semanas a empaparte de todo lo necesario para vender online observando como lo hacen los grandes (y pequeños que lo hacen genial) tanto a nivel comercial como de marketing digital. Antes de que te empapes de las mejores prácticas te dejamos unos consejos imprescindibles. Ten en cuenta que vender en Internet no es fácil. Te conviene saber a ciencia cierta que tu modelo de negocio es viable. Porque si no tienes esa seguridad perderás mucho tiempo y dinero. Antes de embarcarte en la aventura tienes mucho que aprender. Puedes empezar ya.

Consejo #1: Encuentra a tu competencia

Tienes una idea o un producto genial. O ambas cosas ¿Has buscado a tus potenciales competidores? Si los has encontrado ya puedes empezar a hacerles un férreo marcaje. Date de alta en sus sitios, navega por sus páginas, contacta con ellos, intenta hacer alguna compra, comprueba su servicio postventa. Quédate con lo mejor de cada uno ellos, pero sobre todo toma conciencia de lo que hacen peor. Eso será lo que tú nunca deberás hacer.

Si no has encontrado a tu competencia no te dejes llevar por la euforia. Es muy probable que tu idea no sea viable, o que tu producto o servicio no tenga la demanda que piensas. Analiza profundamente las causas de este vacío en el mercado. Investiga audiencias, rastrea en otros países. A estas alturas es extraño que seamos pioneros en algún campo del comercio electrónico. Pero tal vez tú puedas serlo. En cualquier caso insiste: si no hay ya competencia tal vez no sea buena idea hacerlo.

Consejo #2: El “hecho diferencial”

Cuando pensamos en las ventajas de comprar online es inevitable que la primera que nos venga a la cabeza tenga que ver con la noción de disponer de precios más bajos. Esta es una de las premisas básicas del comercio electrónico: el ahorro de costes que supone vender en un espacio virtual permite estrechar mucho los márgenes.

Si estás pensando en que vas a poder ofrecer el mejor precio del mercado puedes cometer un grave. Es muy complicado competir con los márgenes que ofrecen los más grandes. Es una simple cuestión de tamaños de compra de stocks o de capacidad de producción.

Pero no pienses que todo está perdido. En la mente del consumidor online no solo se baraja el precio como único motor de compra. En primera instancia el precio es la herramienta más poderosa, pero conseguir la compra recurrente es un trabajo de fidelización, y no siempre el precio más barato deja satisfecho al cliente.

Descubre en qué puedes destacar: comunicación, atención al cliente personalizada, estrategias de inbound marketing, características únicas de tu producto respecto a la competencia, asistencia técnica… Hay formas muy distintas de diferenciarse del rival. Lo más importante es encontrar esta diferenciación y comenzar a desarrollar las estrategias para explotarlas al máximo. Ten siempre presente el dicho popular “A veces lo barato sale caro”.

Consejo #3: ¿Cómo quieres cobrar?

Las formas de pago en las transacciones electrónicas cada vez son más variadas. De entrada no descartes ninguna.

  • Ten en cuenta que el pago contra rembolso sigue siendo la segunda opción escogida por los compradores online en España. Si tienes la capacidad de ofrecerlo no estás en condiciones de desecharlo. Asume que algunas veces te “comerás” alguna compra, pero ten presente que en cualquier plan de negocio hay que contemplar este tipo de entrevistas.
  • La tarjeta de crédito o débito es con diferencia el método de pago más popular. Las opciones para instalar en tu tienda virtual una pasarela son muy diversas. En cualquier caso tu primer paso tendrás que darlo en una entidad bancaria. O tú o un proveedor de pasarelas de pago en tu nombre. Está tarea puede ser ardua, pero no desesperes. Es imprescindible ofrecer el pago con tarjeta.
  • La opción de admitir transferencias o ingresos bancarios es probablemente la más cómoda para el vendedor. Sin costes por tu parte y con la legitimidad de no tener que tramitar pedidos hasta la consumación de la operación. Aparentemente también es un método cómodo para el usuario, pero piensa que a muchos de ellos les cobran comisiones. No lo ofrezcas como opción única.
  • Las carteras virtuales y el modelo Paypal no tienen en España el mismo volumen de uso que en otros lugares, pero la seguridad que ofrecen al comprador indican que a medio plazo acabarán imponiéndose como la forma de pago por excelencia. El gran problema para esta forma de pago puede ser la gran variedad de opciones existentes en el mercado, lo que puede motivar tener que implementar una considerable cantidad de parámetros para poder ofrecer múltiples opciones de pago virtual.

A la espera de que está industria converja a nivel técnico asume que Paypal lleva mucha ventaja respecto al resto.

Hasta aquí te dejamos nuestra primera tanda de consejos para emprender tu camino en el apasionante mundo del ecommerce. En la próxima entrega seguiremos incidiendo en otros aspectos clave, como las plataformas de las que dispones y las mejores técnicas de marketing para que tu tienda online pueda empezar a ganar visibilidad.

Publicado en ecommerce, Marketing, Servicios y etiquetado , , , , .